Elecciones españolas 2016 análisis semántico de debates televisivos

Tags: 
seo semántico

Tras haber analizado los programas electorales de los partidos políticos españoles para las elecciones generales en diciembre de 2015, nos ha parecido interesante volver a hacer análisis semánticos, pero esta vez de los debates televisivos emitidos durante las dos campañas electorales. Hemos elegido comparar el debate entre Mariano Rajoy y Pedro Sánchez del 14 de diciembre de 2015 y el debate entre Mariano Rajoy, Pedro Sánchez, Pablo Iglesias y Albert Rivera del 13 de junio de 2016. Presentar una comparativa entre estos dos debates tiene como objetivo destacar las expresiones relevantes y los temas más discutidos, pero también comparar dos fotografías del debate político español con seis meses de diferencia, esperando poder ver la evolución del discurso político entre las dos citas electorales de mayor importancia. Esperamos que también salgan de manera evidente todos los universos semánticos ausentes de los debates, es decir, los temas que no se tocan. Sacad vuestras propias conclusiones.

Esta comparativa se ha realizado con una herramienta seo, que a priori no está pensada para este tipo de análisis, pero que al final cumple con el objetivo. La metodología usada es la misma que en los análisis semánticos de programas electorales, es decir usamos un cálculo algorítmico de medida de la similaridad para sacar expresiones relevantes entre 2 y 5 palabras que se han usado al menos 3 veces (algoritmo llamado Shingles). Para transcribir los debates en vídeo hacia textos explotables, se ha usado la herramienta speech to text de IBM (mil gracias a la comunidad Open knowledge Espana por sus aportaciones valiosas que me ha permitido conocer varias herramientas de alta calidad).

Se puede descargar el fichero bruto al formato excel (49 ko).

Desde la militancia del partido Unidos Podemos se hicieron muchas bromas antes del debate sobre el uso potencial que podían hacer los candidatos de los demás partidos de palabras como Venezuela, comunistas o radicales, con el fin de atacar al partido. Incluso se llegó a proponer un  juego consistente en rellenar unos cartones de bingo cada vez que algún candidato incluía alguna de estas expresiones en su discurso. Sin embargo, si contamos el número de apariciones de alguna de estas expresiones de una palabra de manera simple (es decir, sin usar ningún algoritmo) constatamos que:

  • No se han usado las palabras: Venezuela, radical, comunistas o bolivarianos
  • Pero, se han sustituidas por estas: Grecia (9 apariciones), griega (6 apariciones), extremos (6 apariciones)

A continuación vamos a ver cómo, usando nuestra herramienta algorítmica, se pueden sacar expresiones relevantes y contrastar mejor los resultados.

Datos generales

En primer lugar hay que contextualizar los dos debates:

  • Hemos pasado de dos a cuatro candidatos (primer debate televisivo de este tipo en la democracia española)
  • Los dos debates han tardado dos horas
  • Se han extraído 7.192 palabras totales del primer debate y 9.450 del segundo
  • El volumen total de expresiones relevantes analizadas es de 138 (14d) frente a 148 (13j)
  • Se han usado 40 expresiones recurrentes entre los dos debates
  • El 13 de junio han surgido 106 nuevas expresiones mientras 98 han desaparecido

Cifras, nombres, partidos

14d

13j

Lo primero que destaca es el uso de los nombres y las cifras como las armas dialécticas favoritas de los candidatos. Si en el mes de diciembre pasado se usaba de manera exagerada “señor Rajoy” (120 ocurrencias frente a 14 para “señor Sánchez”), el 13 de junio se han repartido entre “señor Rajoy” (55 ocurrencias) y “señor Iglesias” (33 ocurrencias). Parece que los candidatos, más allá de centrar el debate en hablar de sus programas políticos han centrado sus discursos en el ataque al adversario (especialmente Rajoy e Iglesias). En este caso podriamos decir que se ha atacado tanto a Mariano Rajoy como a Pablo Iglesias.

El uso de cifras también es un recurso muy utilizado por los candidatos, tanto para promocionar los logros económicos alcanzados como para criticar la herencia del partido anterior. Cifras de miles y millones se encadenan a buen ritmo para dar una sensación de dominio perfecto de los temas presupuestarios o económicos, aunque a veces se dejan llevar por el optimismo desmesurado, como, por ejemplo, Rajoy al prometer dos millones de puestos de trabajo si es reelegido, lo que le valió una interpelación por parte del moderador para que explicara por qué no lo había hecho durante la pasada legislatura.

El 13 de junio se ha hablado más de:

  • partidos (+76),
  • corrupción (+31)
  • empleo (+30)

Pero menos de:

  • nombre (-62)
  • economía (-43)
  • cifras (-39)
  • servicio público (-22)

Llama la atención que se haya hablado menos de “gobierno” el 13 de junio que el 14 de diciembre (-11) precisamente cuando los ciudadanos españoles están esperando que se produzca un pacto entre partidos con el fin de llegar a un acuerdo en este ámbito. Es probable que se haya dejado voluntariamente al margen para evitar tener que contradecirse a sí mismos con afirmaciones hechas anteriormente ("Yo nunca pactaré con...").

Al final las nuevas categorías surgidas en el debate más reciente son:

  • corrupción
  • social
  • educación
  • extranjero
  • salud
  • terrorismo

Esto no significa que estas categorías no fuesen mencionadas en el debate del 14d pero sí que no fueron incluidas de manera relevante (según nuestro algoritmo).

Comparativa de expresiones relevantes más populares

14d

13j

Si analizamos las expresiones relevantes más populares (quitando años, cifras, nombres y partidos), vemos que, mientras en diciembre de 2015 se hablaba sobre todo de “presidente gobierno” (45 ocurrencias), en junio de 2016 se habla de “gobierno España” (9 ocurrencias) y “presidente gobierno” ha perdido peso con solo 8 ocurrencias. La “seguridad social” parece haber ocupado mucho a los candidatos (primera posición), pero si comparamos las dos fechas se queda estable con 14 ocurrencias. En el primer debate se hablaba de “reforma laboral” (15 ocurrencias), mientras en el segundo se habla más de “puestos trabajo”. La “unión europea” queda estable con una leve progresión (7 ocurrencias frente a 5). Han desaparecido del Top10 la categoría "género" y se ha sustituido por "empleo" y "corrupción".

Nuevas expresiones

Si miramos el Top10 de las nuevas expresiones, es decir, las que se han usado el 13j y no el 14d (quitando las categorías cifras, nombres y años), llama la atención la predominancia de temas sociales ("salario mínimo", "modelo laboral", "sanidad educación",…), de ciudadanía, corrupción (las revelaciones de los Panama papers habrán añadido más leña al fuego) pero también de gobierno. Sobre todo lo que es extraño es la ausencia de estas expresiones en el debate del 14 de diciembre de 2015. La introducción de nuevos candidatos podría ser la explicación de este desplazamiento semántico. En este caso podríamos concluir que Unidos Podemos y Ciudadanos han usado correctamente su tiempo televisivo para imponer sus temas.

Expresiones desaparecidas

En cuanto a expresiones desaparecidas vemos la ausencia en junio de “líder oposición” (lo que parece más prudente sabiendo que sin pacto entre candidatos no habrá gobierno) y expresiones en relación con el “sector financiero”, la “economía” y el “impuesto sobre la renta”.

Expresiones recurrentes

Las que sí se han quedado de un debate a otro son las expresiones como "seguridad social", "puestos trabajo" y “gobierno España". Se quedan también los temas de “reforma” (constitucional, laboral), “género” y “Comunidades Autónomas”. Aunque, como hemos visto anteriormente, bajan de peso, siendo sustituidas por otras expresiones más relevantes.

Conclusiones

A pesar de no haber enfocado el debate del 13j a Venezuela o radicales antisistemas (una pena por el bingo de Unidos Podemos), lo que vemos es que:

  • Se ha ampliado el discurso a nuevos temas (6 nuevas categorías sobre un total de 19)
  • Se han usado más expresiones relevantes y menos cifras o "señor xxx"
  • Hemos escuchado más referencias a partidos (lo que es lógico asumiendo que hay más candidatos)
  • Es interesante ver cómo la inclusión de nuevos candidatos enriquece también la variedad semántica
  • En este sentido, tenemos que reconocer que los dos nuevos candidatos (Pablo Iglesias y Albert Rivera) han conseguido imponer sus corpus de expresiones estratégicas mientras los otros dos candidatos han visto a su semántica perder peso

Independientemente del tono, la elocuencia y el carácter positivo o negativo de recepción del mensaje por parte del espectador, lo que se extrae de esta comparativa es que el objetivo de los partidos en estos dos debates ha sido usar sus propias expresiones relevantes e imponer una hegemonía semántica.

Añadir nuevo comentario